201501.21
Off
0

Las Zonas Económicas Especiales permiten invertir en Polonia con considerables ventajas

by

Las Zonas Económicas Especiales permiten invertir en Polonia con considerables ventajas

Las Zonas Económicas Especiales (ZEE) siguen siendo un atractivo importante para los empresarios interesados en invertir en Polonia por primera vez, o que quieren incrementar los negocios que ya mantienen. El compromiso del Gobierno Polaco con los inversores se mantendrá en el nuevo sexenio 2014 – 2020, e incluso más, pues ha decidido prolongar el funcionamiento de todas las ZEE hasta el día 31 de diciembre de 2026.

¿Qué son las zonas económicas especiales?

Para los que quieren invertir en Polonia, conviene saber que una Zona Económica Especial es una parte determinada del territorio de Polonia, en cuyo terreno se puede ejercer la actividad económica bajo condiciones preferenciales. Dichas ventajas consisten en:

  • posibilidad de obtener ayuda estatal en forma de exención del impuesto sobre sociedades;
  • el apoyo en formalidades relacionadas con el proceso de inversión;
  • la exención del impuesto sobre bienes inmuebles (en algunos municipios).

Actualmente en Polonia funcionan 14 ZEE que ocupan en total la superficie de más de 18 mil hectáreas, divididas a su vez en más subzonas, lo que da en total cientos de ubicaciones en todo el país.

La solicitud de permisos por los inversores para ejercitar la actividad empresarial en las ZEE ha aumentado considerablemente, y hasta el final del primer trimestre del año 2014 se concedieron en total 1.728 permisos, mientras que el valor de las inversiones realizadas alcanzó el nivel de 95 590,73 millones de PLN. El valor total del capital extranjero invertido alcanza 75 268,7 millones de PLN. La mayoría de los empresarios que desarrollan la actividad en las ZEE provienen de Polonia, Alemania, los EE.UU. y los Países Bajos.

Cada una de las ZEE es gestionada por una sociedad especialmente establecida para este fin, y controlada por el Tesoro Público o entidades de autogobierno territorial. La regulación legal de las ZEE se establece en la Ley de 20 de octubre de 1994, sobre las zonas económicas especiales, además de los reglamentos ejecutivos.

Incentivos fiscales

De la exención fiscal se puede beneficiar un empresario que en el terreno de la ZEE realice una inversión en activos fijos o valores no materiales y jurídicos relacionados con la creación del nuevo establecimiento o el aumento de las capacidades productivas o diversificación de producción de un establecimiento ya existente.

El valor de la ayuda estatal posible de obtener depende de la ubicación de la inversión, y también de los costes cualificados sufragados por el empresario, los cuales incluyen los costes de inversiones en los activos fijos y valores no materiales y jurídicos relacionados, o estimados costes de remuneración para los puestos de trabajo creados, computada para el periodo de 2 años (dependiendo cuales de estos costes en el caso de la inversión concreta sean más elevados).

La intensidad máxima de la ayuda estatal que es posible obtener en forma de exención fiscal, puede alcanzar, dependiendo de la región donde se ubica la inversión, hasta el 50% en caso de los empresarios que deciden iniciar la inversión hasta el final del año 2016 y hasta el 25% en caso de las inversiones realizadas a partir del año 2017. De los límites más elevados de la ayuda estatal pueden disfrutar empresas

pequeñas y medianas, para las cuales el volumen de la ayuda es aumentado respectivamente en 20 y 10 puntos porcentuales en relación con la intensidad básica.

Por otro lado, el volumen máximo de ayuda regional concedida para la realización de un proyecto de inversión grande (un proyecto cuyos costes cualificados excedan los 50 millones euros), se disminuye, de acuerdo con el siguiente modelo:

I = R x (50 millones de euros+ 0,5 x B + 0,34 x C), donde los símbolos significan lo siguiente:

I – valor máximo de la ayuda para un proyecto grande,

R – intensidad de la ayuda, dependiendo del terreno donde esté ubicada la inversión,

B – valor de los costes cualificados para ser abarcados con la ayuda que exceda 50 millones euros y que no exceda 100 millones euros,

C – valor de los costes calificados para ser abarcados con la ayuda que exceda el valor equivalente a 100 millones euros.

Permiso para realizar la actividad económica en la ZEE

La base para utilizar la ayuda pública en forma de exención fiscal es el permiso para realizar actividad económica en la ZEE, concedido por la sociedad que gestiona la misma.

El permiso para realizar la actividad económica en la ZEE determina el objeto de la actividad y las condiciones referentes en particular a:

i. empleo de un número determinado de personas por el empresario,

ii. realización por el empresario en el terreno de la ZEE una inversión por el valor que exceda un importe determinado,

iii. plazo de la terminación de la inversión,

iv. el importe máximo de los costes cualificados de la inversión y costes laborales cualificados en el periodo de dos años.

La selección de los empresarios que obtienen los permisos se realiza a través de:

i. licitación pública,

ii. negociaciones iniciadas en virtud de una invitación pública.

Las reglas y condiciones de realización de la licitación pública o negociaciones, así como los criterios de evaluación de los proyectos económicos que pueden ser iniciados por los empresarios en la ZEE están determinadas por las disposiciones legales que regulan el funcionamiento de las ZEE.

En caso de que el empresario solicite conjuntamente el permiso de realizar la actividad económica en la ZEE y la adquisición de un inmueble sito en la ZEE, se lleva a cabo una licitación conjunta. Si el empresario solicita únicamente el permiso (por ejemplo, porque adquiere un inmueble de otro empresario presente en la ZEE), en tal caso se le concede mediante un procedimiento de negociaciones.

La extensión de los beneficios fiscales en las ZEE es actualmente objeto de trabajos legislativos sobre la base del borrador del reglamento elaborado por el Consejo de Ministros, en concordancia con los cambios introducidos en la legislación comunitaria. Una vez aprobadas las nuevas disposiciones, se abrirá la licitación de nuevos permisos para realizar una actividad económica en las ZEE. Los beneficios conseguidos serán garantizados hasta el final del año 2026.