201501.21
Off
0

La tributación de las prestaciones gratuitas de los trabajadores

by

La tributación de las prestaciones gratuitas de los trabajadores

El pasado día 8 de julio de 2014 el Tribunal Constitución Polaco dictó sentencia relativa al impuesto sobre la renta (PIT) de las prestaciones gratuitas realizadas por las empresas a favor de sus trabajadores.

El Tribunal no ha declarado la inconstitucionalidad de los preceptos de la ley de PIT en cuestión, aunque sí que ha llevado a cabo una amplia argumentación que servirá como guía a los tribunales, a las autoridades de Hacienda (cuya interpretación era previamente desfavorable) y a las empresas, en relación a los criterios de determinación de los ingresos de las prestaciones gratuitas.

Normas generales de determinación de la prestación como ingreso

El Tribunal ha determinado que a pesar del extenso concepto de ingresos en la relación laboral, no toda prestación realizada por la empresa a favor del trabajador sin determinar un pago por ella es una prestación sujeta a tributación de renta.

Según la valoración del Tribunal, las prestaciones se consideran como ingreso del trabajador si:

  • Se han realizado con consentimiento del trabajador (las ha utilizado libremente),
  • Han sido realizadas en su interés y le han beneficiado en forma de aumento de activos o eliminación de gastos que habría debido soportar, y
  • El beneficio es medible y atribuible a cada trabajador individual (no es accesible de forma general para todos).

Indicaciones del Tribunal en relación a prestaciones concretas

El Tribunal se ha pronunciado también sobre las prestaciones más frecuentes adicionales a la remuneración:

  • Encuentros de integración, sesiones de formación, fiestas de integración – no hay ingreso de parte del trabajador, dado que no se cumple el criterio de aumento patrimonial.
  • Seguro del trabajador durante la jornada laboral – no es ingreso del trabajador si el seguro es condición para la admisión en el trabajo, dado que tal seguro sirve únicamente para la creación de las oportunas condiciones laborales;
  • Transporte de empresa – si el trabajador presta su consentimiento, evita el pago que debería soportar, por lo que obtiene un ingreso sujeto a tributación en concepto de prestación gratuita;
  • Paquetes médicos, seguro adicional – si el trabajador presta su consentimiento obtiene un ingreso sujeto a tributación;
  • Cursos de idiomas – normalmente se trata de un aumento real al cual el trabajador presta su consentimiento y en consecuencia deben ser tratados como prestación gratuita sujeta a tributación.

Consideramos que la conclusión del Alto Tribunal debería reforzar considerablemente la posición de las empresas y de los trabajadores en la definición y tributación de los beneficios gratuitos prestados por las empresas.

¿Qué se puede hacer ahora?

Sería aconsejable tomar la iniciativa en esta cuestión para mejorar la situación tanto de los trabajadores como de las empresas. Por ejemplo:

1. Convendría analizar las políticas internas de tributación de ingresos de los trabajadores en el contexto de esta sentencia, dado que esto podría llevar a replantear dichas políticas con beneficio de los trabajadores;

2. En el caso de que la empresa tenga dudas sobre las consecuencias fiscales de una prestación concreta, conviene plantearse la presentación de solicitud de obtención de una interpretación individual de la normativa tributaria;

3. Tendría sentido analizar la posibilidad de presentar una solicitud de confirmación y devolución de ingresos indebidos si alguna de las condiciones de reconocimiento de la prestación como sujeta a tributación no se ha cumplido.