201705.13
Off
0

El Tribunal Constitucional anula miles de plusvalías municipales

El pasado 11 de mayo el Tribunal Constitucional resolvió una cuestión constitucional planteada por un Juzgado de la ciudad de Madrid. En esta Sentencia, y siguiendo la estela de la anterior resolución del día 16 de febrero y, de nuevo, 1 de marzo, interpreta la Ley Reguladora de las Haciendas Locales de manera favorable a los contribuyentes.


El Constitucional deja abierta la puerta a miles de reclamaciones de contribuyentes que hayan pagado una plusvalía por un inmueble que vendieron teniendo pérdidas. Pero, además, podrán beneficiarse todos aquellos que hayan heredado un inmueble o se hayan beneficiado de una donación.


Para que exista obligación de pagar el Impuesto deberán producirse tres requisitos:

  • que se haya transmitido un inmueble,
  • que el inmueble se encuentre en suelo urbano
  • que el valor del suelo se haya incrementado.

¿Y qué ocurre en aquellos casos donde el valor del suelo no se incrementa? En tales casos el Tribunal Constitucional, en su sentencia, insiste en que no se ha producido el hecho imponible y, por lo tanto, no hay obligación de pagar el impuesto.


En particular, el Tribunal Constitucional insiste en el mismo fallo que en su primera sentencia de 16 de febrero. Aunque considera que la plusvalía es acorde con la Constitución, «únicamente en la medida que someten a tributación situaciones de inexistencia de incrementos de valor» podrá recuperarse la plusvalía.


Para ello, será necesario iniciar un procedimiento administrativo ante el Ayuntamiento. Según la decisión que adopte el ayuntamiento podrá recurrirse de nuevo ante el mismo ayuntamiento, o acudir ante el Tribunal Económico-Administrativo Regional que corresponda. Y, aunque para iniciar estos trámites no es necesario un abogado, será necesario contar con un asesoramiento jurídico para no poner en peligro la viabilidad del asunto. Pues, en caso de que desestimen los recursos, habrá que ir a la vía judicial. Y aquí el contribuyente estará atado a lo que haya dicho en vía administrativa.


En todo caso, será necesario demostrar que no se ha producido incremento de valor. Para ello es importante contar con una tasación pericial que acredite esta ausencia de valor. De hecho, algún ayuntamiento ha introducido la posibilidad de recuperar el dinero pagado por la plusvalía aunque se haya obtenido una ganancia en la venta, como el Ayuntamiento de Valencia


Para la recuperación de las plusvalías será necesario iniciar la tramitación administrativa antes de que transcurra el plazo de 4 años desde que se hizo el pago o finalizó el periodo voluntario para pagar. Todas aquellas personas que hayan liquidado el Impuesto en los últimos cuatro años vendiendo a pérdidas podrán recuperar la cantidad pues, como dice el Tribunal Constitucional, el tributo ha gravado “situaciones inexpresivas de capacidad económica por inexistencia de incrementos de valor”, lo que conlleva impedir al ciudadano contribuir “de acuerdo con su capacidad económica” (art. 31.1 CE).