En un contexto de internacionalización económica de las empresas es muy importante que éstas cuenten con el debido asesoramiento legal, ya que las transacciones comerciales internacionales implican asumir múltiples riesgos y enfrentarse a nuevas situaciones y a normas legales del todo desconocidas (puesto que la ley aplicable a la controversia puede no ser siempre la ley española).


La mayor preocupación de las empresas cuando actúan en el tráfico internacional es la de securizar la operación y minimizar los riesgos que per se conllevan ese tipo de operaciones. Entre otros factores, la distanciación de las partes puede dificultar su entendimiento.

La comunidad jurídica internacional, consciente de esta situación ha ido adoptando textos tanto de hard law como de soft law:

– Los Estados, a través de las distintas organizaciones internacionales como la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI), han ido creando una reglamentación internacional cuyo objetivo es precisamente el de minimizar los riesgos e uniformizar sus respectivas normativas internas en materia de Comercio Internacional. A modo de ejemplo, podemos citar la Convención de las Naciones Unidas sobre los Contratos de Compraventa Internacional de Mercaderías (Viena, 1980).

– Así mismo, desde organizaciones internacionales no gubernamentales como la Cámara de Comercio Internacional de París (ICC) se han puesto en marcha reglas no vinculantes que pretenden uniformizar ciertos aspectos de la práctica comercial y que en la práctica son comúnmente utilizados por los operadores comerciales como por ejemplo las Reglas y Usos Uniformes 600 (RUU 600) en materia de Créditos Documentarios o los términos comerciales INCOTERMS (R) 2010.

– Por su parte el Instituto Internacional para la Unificación del Derecho Privado (UNIDROIT) creó ya en 1994 los Principios de la contratación del Comercio Internacional, cuya última edición es de 2010 (UNIDROIT Principles 2010), los cuales también deben ser tenidos en cuenta a la hora de llevar a cabo transacciones comerciales internacionales.


La complejidad de la realidad jurídica en el ámbito de las operaciones comerciales sobrepasa las nociones jurídicas de las empresas y dificulta que estas puedan llegar a su objetivo último que es hacer crecer su negocio. Conscientes de ello, en SANCHIS & PARTNERS queremos que nuestros clientes puedan confiar esta tarea en nosotros. Para ello contamos en nuestro equipo con abogados especializados en Derecho del Comercio Internacional.

La complejidad de la realidad jurídica en el ámbito de las operaciones comerciales sobrepasa las nociones jurídicas de las empresas y dificulta que estas puedan llegar a su objetivo último que es hacer crecer su negocio. Conscientes de ello, en SANCHIS & PARTNERS queremos que nuestros clientes puedan confiar esta tarea en nosotros. Para ello contamos en nuestro equipo con abogados especializados en Derecho del Comercio Internacional.


Volver atrás